En Mijas, puedes encontrar varias ermitas que poseen un valor histórico y están ubicadas en la zona de Mijas Pueblo. Estas ermitas tienen sus raíces en los primeros tiempos del cristianismo, cuando los primeros ermitaños vivían en lugares apartados, alejados de la vida social. Inicialmente, estos lugares eran cuevas o refugios en las afueras de las ciudades, donde los ermitaños se retiraban para dedicarse a la oración y la meditación. El desarrollo de las ermitas como estructuras religiosas tuvo lugar después del Concilio de Trento, que tuvo lugar en Italia entre 1545 y 1563. En este concilio, se confirmaron ciertas prácticas populares relacionadas con la devoción a los santos y el culto a la Virgen, lo que llevó a la construcción práctica de numerosas ermitas y santuarios.

En Mijas, según la documentación que poseemos, la construcción de ermitas probablemente comenzó un siglo después, ubicadas en las afueras de la población que en aquellos momentos estaba limitada al área alrededor de La Muralla y situadas junto a los caminos que llevaban a Málaga, a Fuengirola y a Coín. Muchas de estas ermitas se han integrado hoy en día dentro del pueblo debido a la expansión urbanística. Aquí te presentamos las ermitas más destacadas de Mijas.

Ermita Santuario de la Virgen de la Peña

Esta ermita en Mijas Pueblo es única, siendo un santuario excavado en una roca que posiblemente albergaba restos de una antigua estructura fortificada. Alberga la imagen de la Virgen de la Peña, Patrona de Mijas, en una hornacina irregular. Se encuentra cerca del antiguo camino de Fuengirola, conocido como camino de la Fuente de la Seda. Se atribuye su excavación al carmelita Diego de Jesús, María y San Pablo en la segunda mitad del siglo XVII, con una sacristía y acceso simulando una covacha natural. Hasta mediados del siglo XIX, fue cuidada por los monjes carmelitas descalzos, quienes construyeron un convento adyacente y la llamaron Virgen del Carmen durante muchos años.

Ermita de la Virgen de la Peña

Ermita de Nuestra Señora de los Remedios

Situada en el barrio de Santa Ana de Mijas, la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios se construyó probablemente a finales del siglo XVII junto al camino de Coín. Tras la expansión urbanística, quedó integrada en la población. La estructura es sencilla, con una sola nave rectangular, techo de madera a dos aguas, capilla con bóveda de arista en el presbiterio y decoración de yeserías. El altar presenta tres hornacinas con una antigua talla de la Virgen de los Remedios. La portada es un arco de medio punto enmarcado por pilastras que se abre hacia la Plaza de los Siete Caños.

Ermita de Nuestra Señora de Los Remedios

Ermita de San Sebastián

Ubicada junto al Camino de Málaga (actual calle Málaga), esta ermita existe desde al menos 1637 y ha experimentado varias reformas a lo largo del tiempo.

Con una sola nave cubierta por una armadura de parhilera, presenta un presbiterio de planta cuadrada con bóveda semiesférica decorada con motivos florales. La capilla mayor es cuadrada, con una bóveda semiesférica sobre pechinas adornadas con yeserías y placas recortadas. En el altar mayor, se encuentra un camarín con bóveda de arista y frescos de angelillos pintados en el siglo XVIII.

La portada destaca por su acceso de medio punto entre pilastras, entablamento y frontón partido, rematada por una espadaña de un solo vano. En la fachada, hay un reloj instalado en 1902 que en ese momento tuvo un costo de algo más de 2,000 pesetas.

Ermita de San Sebastián

Ermita de San Antón

Situada junto al camino Viejo de Málaga, esta ermita fue construida después de 1773, ya que no figura en una lista de iglesias y ermitas de Mijas de esa fecha. Según el Obispado de Málaga, se edificó en el siglo XVIII. Con una sola nave cubierta con armadura de madera de parhilera y una capilla separada por un arco rebajado, su fachada es simple, con un arco de medio punto enmarcado por pilastras y rematado por una espadaña. En ella se celebra anualmente, el 17 de enero, la romería de San Antón.

Ermita de San Antón

Ermita del Puerto

Edificada entre 1875 y 1876 a lo largo del antiguo Camino de Málaga, la Ermita del Puerto fue financiada con donaciones de los fieles y originalmente se llamó Ermita del Señor de la Buenamuerte, un nombre que posteriormente fue cambiado. Presenta una estructura sencilla de planta rectangular y, en la actualidad, está elevada sobre la carretera debido a excavaciones que modificaron su nivel original en el siglo XIX.

Ermita del Puerto

Ermita del Calvario

Al igual que la Ermita de San Antón, no figura en el registro de 1773, lo que sugiere que fue construida después de esa fecha, aunque no hay documentos que lo confirmen. El edificio cuenta con una sola nave, techo de bóveda de medio cañón, cabecera plana y tres hornacinas rehundidas, siendo la central la más grande.

Ubicada en la falda de la sierra, se accede a ella a través de un sendero entre los pinos marcado con cruces (vía crucis). Se dice que los monjes carmelitas que custodiaban la Ermita de la Virgen de la Peña la utilizaban como retiro espiritual. La Ermita solo abre sus puertas los viernes de Cuaresma.

Ermita del Calvario
Scroll al inicio